`Queremos cuidar a tus animales contigo´

mércores, 7 de maio de 2014

Consejos, Preguntas y Respuestas

A B C 
Una relación de temas relacionados con los servicios de Veterinario de Poio que suscitan Frecuentemente dudas, ordenados alfabéticamente ...
Antirrábica, ver Vacunación
Baño y cepillado: Los baños no son estrictamente necesarios para mantener la salud de la piel y el pelo de las mascotas sanas, pero son una interesante medida de higiene y pueden ayudarnos a conseguir un aspecto radiante.
         Es apropiado empezar con los lavados pronto, pero se considera que antes de los 2 meses de edad pueden resultar estresantes para el animal. El agua debe estar tibia y en principio es suficiente un enjabonado. Si el pelo tiende a anudarse (o si queremos que quede más nutrido y suave), podemos usar suavizantes, incluso de personas, pero no nuestro champú. Debemos elegir uno adaptado a la fisiología de su piel, que es muy distinta de la nuestra.
         Cuando lavemos o sequemos un animal de pelo largo, recordar no mover la mano en círculos, porque estaremos haciendo nudos en su pelo.  Aclarar y secar perfectamente es fundamental siempre. Secar primero con toalla y después con secador, a contrapelo, no demasiado cálido.
         En los cachorros que aún no mudaron el pelo, y como norma general en los gatos, es de suma importancia que no se enfríen: bañarlos en un lugar a una temperatura agradable y secarlos especialmente bien.
         El cepillado y/o cardado es siempre interesante: limpia y asienta el pelaje y elimina los pelos muertos. Aunque se acostumbra a dar como referencia una frecuencia semanal, su frecuencia y técnica ideales dependen mucho del tipo de pelaje de cada animal.
         Por otra parte, una frecuencia de lavados mayor de una vez cada 20 días es considerada baño frecuente, y en este caso, para evitar complicaciones, sería recomendable pedir consejo profesional.
         En un servicio de peluquería para mascotas  como el de Veterinario de Poio te explicarán cómo conseguir el mejor aspecto para vuestro animal: la manera y frecuencia ideales para bañar, cepillar o cardar, cómo eligir los productos que precise, los posibles cortes de pelo...
Cadáveres: actualmente, los perros fallecidos son considerados legalmente MER (material específico de riesgo), siendo obligatorio incinerarlos, salvo que realicemos un trámite específico.
Veterinario de Poio puede gestionar a sus clientes la prestación de este servicio, facilitando el contacto con las empresas que lo prestan.
Cartilla: ver Pasaporte
Celo: el período de receptividad reproductiva aparece en las perras típicamente a eso de los 8 meses (aunque puede esperar hasta el año y medio) y después repite cada 5 meses (también hay variaciones individuales importantes). El celo en sí dura unos 25 días, y en su primer tercio es cuando aparece el sangrado característico (una duración o una cantidad excesivas, o un aspecto que no sea el de un leve sangrado son motivo de consulta). Los días fértiles normalmente están en la segunda semana, pero si es menester podemos determinarlos analíticamente.
En el caso de las gatas se presenta a partir de los 4 meses de edad coincidiendo con la época propia (de Diciembre hasta el verano) y, si no hay encuentro con un gato, dura una semana (si se cruza dura menos). El número de celos que tiene una gata en la época que los presenta es muy variable.
Si el celo de nuestra mascota representa un problema existe la posibilidad de suprimirlo por medio de tratamientos hormonales, que se administran antes de su inicio. Ahora, si no deseamos que una hembra críe nunca, normalmente será más interesante esterilizar (ver Esterilización). Los tratamientos hormonales pueden tener efectos adversos significativos, con mayor frecuencia en las perras, y la tendencia es usarlos cada vez menos.
Censo municipal de animales: sigue sendo obligatorio que, con independencia de la identificación por microchip, anotemos los canes en el registro municipal. Esto es de especial relevancia en el caso de aquellos de razas potencialmente peligrosas (ver Razas ...).
Chip, ver Identificación
Consulta a domicilio: este modo de servicio es el que se emplea habitualmente para los animales de granja, porque su transporte a la clínica no suele ser una opción viable. Veterinario de Poio visita para aquellos servicios que se puedan realizar sin menoscabo de su calidad (tipicamente: vacunaciones, identificaciones...). La prestación de este servicio está sujeta a disponibilidad.
Corte de rabos y orejas: estas operaciones ya no se contemplan en los estándares de belleza, y de manera general las amputaciones estéticas tienen que dejar de practicarse por imperativo legal. Únicamente se recomienda el corte de la cola por motivos prácticos, por ejemplo, en determinados perros de caza que la lastiman al entrar en la vegetación dura con la cola enhiesta.
Desparasitación: la eliminación de parásitos externos e internos es la práctica preventiva más importante, junto con una buena higiene del lugar donde se mantienen, para evitar la mayoría de los problemas sanitarios de importancia.
Empezando por los parásitos externos, en el caso de los canes son extremadamente frecuentes, y las garrapatas pueden serles portadoras de protozoos transmisibles que originan enfermedades frecuentes y peligrosas, tales coma la piroplasmosis o la ehrliquiosis. En el caso de los gatos, también pueden transmitirse algunas dolencias, sobre todo por medio de las pulgas. Es excepcional que por esta vía se causen problemas serios a la salud de las personas, pero debe preverse la posibilidad, y además las pulgas pueden ser realmente molestas por sus picaduras urticantes. No debe olvidarse la conveniencia de controlar en determinadas condiciones a moscas (capaces de originar lesiones importantes) y mosquitos (posible transmisión de la leishmaniosis). Existe una amplia gama disponible de insecticidas y repelentes y, aunque no hay ninguno que sea un remedio de eficacia universal, normalmente es posible encontrar una solución segura y eficaz a cada problema.
En canto a los parásitos internos, en los perros debe tenerse especial precaución con un tipo de tenia banal para el animal, pero peligrosa para las personas, porque si ingerimos alguno de sus huevos puede originarnos en cualquier parte del cuerpo una vejiga de líquido llamada quiste hidatídico, que puede obligar a practicar una intervención quirúrgica para solucionar los trastornos causados. Desparasitando cada 3 meses este peligro está neutralizado. De hecho, es obligatorio desparasitar contra esta tenia 4 veces cada año a todos los perros. Pero no debe olvidarse que existen muchos tipos de parásitos internos y que muchos de ellos pueden originar problemas a las mascotas y/o a sus dueños. En Veterinario de Poio recomendamos una práctica de desparasitaciones ajustada al riesgo comprobado o previsible de cada animal.
Dietas: la alimentación es un factor clave para la salud a largo plazo de cualquier animal y es muy importante en el manejo de determinados problemas. Existe en el mercado una amplia gama de dietas comerciales adaptadas a exigencias especiales, y usted podrá encontrar o encargar en Veterinario de Poio aquella que necesite, así como, en general, consejo profesional acerca de la nutrición de su mascota.
Emergencias 24 horas: en el teléfono móvil 608 68 44 64 encontrará a alguno de los veterinarios del equipo (en los festivos, estas llamadas se podrán desviar al Centro Veterinario Darwin, con el cual se realizan de manera turnada) para poder atender en cualquier momento incidencias graves e imprevisibles. Cuando se nos llama es posible que realicemos un breve cuestionario para valorar la urgencia real de la situación, pudiendo suceder que decidamos que puede esperar y atenderse en horario normal. Debe tenerse en cuenta que no se trata de un servicio permanente, sino para urgencias, y que en ocasiones, incluso entre estas debemos establecer prioridades. A este respecto apuntar que, salvo extrema urgencia, son prioritarios los pacientes (y clientes) habituales respecto de los eventuales. De manera excepcional, este servicio podría no estar disponible.

Los servicios prestados fuera del horario regular tienen precios específicos, existiendo dos niveles, la tarifa estándar de emergencias y la de atenciones entre las 0 y las 8 horas.
Esterilización: las intervenciones quirúrgicas que eliminan el potencial reproductivo de los animales de compañía no sólo evitan los problemas relacionados con los celos y la reproducción indeseada sino que, frecuentemente, suponen una mejora en el comportamiento y en la calidad de vida de los animales, con beneficios importantes para la salud: por ejemplo, el riesgo de padecer tumores de mama, muy frecuentes en perras mayores, puede reducirse drásticamente, y lo mismo sucede en las gatas. Es cierto que existen inconvenientes, como la tendencia a ganar peso o el incremento en las probabilidades de problemas de las vías urinarias, aunque todo esto normalmente puede evitarse con una dieta apropiada (ver Dietas) u otras medidas.
Eutanasia, ver Sacrificio humanitario.
Identificación: la identificación mediante microchip o transponder es obligatoria en Galicia para las mascotas (y en concreto para todos los perros "sin excepciones") desde 2003, siendo lo que legalmente hace a una persona propietaria de un determinado animal. Sin microchip, uno no tiene derechos sobre su mascota. En cambio, sí se le pueden exigir responsabilidades, y simplemente tener un perro sin identificar puede dar lugar a una importante sanción, mientras que tenerlo identificado no le va a suponer el devengo de ninguna tasa o similar. Además, actualmente no se permite a los veterinarios emitir la documentación sanitaria (el Pasaporte es el documento único válido a estos efectos) mientras no se haya identificado a un animal.
Todo cachorro debe estar identificado a los tres meses de edad.  Si un animal con chip en algún momento pasa a residir fuera de Galicia, debe darse de alta en la base de datos de su nuevo lugar de residencia. Cambiar dentro de Galicia los datos de un animal (nuevo propietario, cambio de domicilio) resulta económico, y darlo de baja suele ser gratuito. Todos estos trámites los realiza su veterinario.
El microchip se puede implantar en animales de cualquier especie, y además de obligatorio para algunas de ellas, es en general sumamente recomendable, pues mejora drásticamente las posibilidades de poder recuperar un ejemplar que se haya extraviado. Por tanto, es particularmente interesante para el caso de animales con posibilidad de acceso al exterior. 
Para identificar un animal que se haya localizado es preciso pasarle el aparato que lee la clave única de cada microchip, equivalente al número de DNI. Los veterinarios, los refugios de animales y las fuerzas del orden tienen estos lectores. Con esta clave, la base de datos podrá contactar al propietario. 

En Veterinario de Poio, para atenuar la molestia que puede suponer para algunos animales una inyección con una aguja tan gruesa, implantamos los chips empleando anestesia local.
Inseminación artificial: si deseamos conseguir un determinado cruce entre una pareja de perros y no es posible una cubrición natural, existe la alternativa de realizar una inseminación artificial. Normalmente es posible obtener una eyaculación del macho que, inmediatamente, tras su examen microscópico, se deposita en el tracto genital de la perra. Realizada en el momento adecuado, puede lograrse una fertilización casi tan eficaz coma la de una cubrición natural, y no supone ningún peligro ni molestia significativos para los animales. El momento elegido debe estar lo más próximo posible al de la ovulación de la hembra, y este puede determinarse haciendo una analítica periódica desde el inicio do celo. Cuando esto no se realiza, se hacen frotis vaginales para aproximar el momento ideal, que normalmente estará en la segunda semana, realizándose típicamente dos inseminaciones separadas por dos o tres días. 

Veterinario de Poio, tras realizar una doble inseminación artificial, obsequia a los clientes una ecografía a los 20 días para comprobar la existencia de gestación y el número de cachorros.
Limpieza dental: la presencia de sarro inflama las encías y, entre otros problemas, termina por dejar descubiertas las raíces de los dientes, de manera que tienden a perderse. Si se encuentra este problema, recomendamos realizar una limpieza dental, que en las mascotas ha de hacerse con el animal anestesiado. Esto se realiza cuando supone un riesgo mínimo en relación con la mejora en el bienestar del animal que se puede conseguir. Veterinario de Poio dispone para este servicio de equipo de limpieza por ultrasonidos y un pulidor dental.
Pasaporte para animales de compañía: Es el documento oficialmente válido donde se anotan su identificación y los actos veterinarios con relevancia legal. En el caso de los perros, se suministra en el momento en que se le pone el microchip. Los documentos que facilitamos los veterinarios a los perros no identificados no tienen validez a efectos oficiales.
Razas potencialmente peligrosas: en el caso de determinadas razas de perros, deben cumplirse determinados requisitos legales además de la identificación y desparasitación obligatorias. Consisten en obtener una licencia para a tenencia de animales potencialmente peligrosos que se tramita en los Ayuntamientos (para la cual, básicamente, hay que presentar un certificado de antecedentes penales y acreditar que se ha superado un examen psicotécnico) y dar de alta en el registro del propio Ayuntamiento los canes concernidos, que tienen que estar cubiertos por un seguro que cumpla unas condiciones mínimas. Según el decreto 90/2002 del 28 de febrero, las razas que se califican como potencialmente peligrosas son:

Akita Inu                                                    Mastín Napolitano
American Staffordshire Terrier              Pit Bull Terrier

Bullmastiff                                                  Presa Canario
Dobermann                                                Presa Mallorquín ou Ca de Bou
Dogo Arxentino                                         Rottweiler
Dogo de Burdeos                                       Staffordshire Bull Terrier
Dogo do Tíbet                                             Tosa Inu
Fila Brasileiro

       También son legalmente potencialmente peligrosos los cruces en primera generación de estas razas, cualquier can morfológicamente similar y todo aquel que manifieste una marcada agresividad natural.
Sacrificio humanitario: cuando la calidad de vida de un animal no es aceptable debemos contemplar la posibilidad de practicarle el sacrificio humanitario. Esto se realiza, básicamente, mediante una inyección intravenosa o intracardíaca de barbitúricos, que causan inconsciencia inmediata de manera indolora. Normalmente, con una dosis suficientemente elevada, esta medicación es suficiente por si misma para conseguir el deceso sin sufrimiento del animal.
Sociabilización: Existe una etapa especial para todo animal joven durante la cual asimila cómo interactuar con su entorno, con los humanos y con los otros animales -sobre todo con los de su especie, pero también con otras con las que pueda convivir- que se llama periodo de sociabilización. En los cachorros el momento más crítico va desde las 3 a las 12 semanas. En el caso de los gatos, está entre las 3 y las 7 semanas.
         Así, aquellos que no hayan tenido un contacto suficiente y adecuado con las personas -niños y adultos- y/o con los animales (e incluso con otros estímulos con los que tengan que convivir) a lo largo de este periodo, pueden tener después dificultades para “entenderlos”. Esto causa ansiedad y puede desembocar en conductas conflictivas, originadas porque no han aprendido normalmente los comportamientos de comunicación, de filiación, de juego, etc.
         Una buena sociabilización es el factor clave para prevenir los problemas de conducta en los adultos. En este aspecto, la edad más recomendable para que un cachorro llegue a su nueva familia está en el entorno de las 7-8 semanas.
En la actualidad no recomendamos esperar a completar la pauta de vacunaciones para que los animales conozcan el contorno en el cual vivirán y a todos sus habitantes. Así dejamos que se integren de manera normal. Las vacunas actuales logran una elevada seguridad desde que hace efecto la primera de las dosis.
Tratamiento abortivo: en caso de cubrición indeseada, en el caso de las perras existen tratamientos que impiden que la gestación se logre. El momento más recomendable para administrarlos está entre el día 9 y el 13 desde el de la cubrición.
         Tratamiento contra el celo de las perras y gatas, ver Celo
Urgencias: véase emergencias.
Vacunación: tratamiento que sirve para conseguir que el sistema inmunitario de un animal haga defensas contra una determinada enfermedad que queremos impedir que contraiga.
En el caso de los perros, empiezan a vacunarse como rutina a eso de las 6-7 semanas de vida (aunque en determinados casos, puede adelantarse hasta las 4 semanas), empezando por proteger contra la parvovirosis (grave diarrea hemorrágica muy frecuente) y terminando, tras tres o cuatro dosis vacunales, cerca de los 4 meses. Los animales quedan entonces protegidos contra 4 dolencias. En el caso de especial riesgo (dificultades respiratorias, alto riesgo de exposición) se realiza una vacunación específica contra los catarros víricos (tos de las perreras) más eficaz que la que incluyen las vacunas polivalentes. 

Si bien de momento en el área próxima a Pontevedra no son frecuentes los casos nativos de leishmaniasis, puede ser recomendable vacunarlo también contra esta enfermedad, en especial si viajamos. La protección se inicia a los 6 meses de edad, y el primer año, se realiza mediante 3 inyecciones separadas 3 semanas entre cada una. Consulta la conveniencia a tu veterinario.
Después, en cualquier caso, es recomendable hacer refuerzos de adulto, y aunque para varias enfermedades pueden disponerse plazos más dilatados (3 años), como en nuestro entorno detectamos con frecuencia catarros víricos y ocasionalmente leptospirosis, enfermedades ambas en las que la protección vacunal dura sólo un año, como norma general seguimos recomendando los tradicionales refuerzos anuales.
En cuanto a la vacunación contra la rabia, recordamos que actualmente no es obligatoria en Galicia, pero en Veternario de Poio consideramos que en el caso de los perros es muy recomendable (especialmente tras haberse registrado entradas de animales con rabia desde el norte de África). Además, si una mascota va a viajar fuera de Galicia, debemos respetar la legislación de los lugares por donde pasemos, que normalmente va a exigir la revacunación contra la rabia cada año o cada dos años.
En lo que respeta a los gatos, también es interesante vacunarlos, aunque se inicia la pauta un poco más tarde, sobre los 2 meses. Las vacunaciones recomendadas van a depender del tipo de vida que vaya a llevar cada gato, y para el caso de la leucemia, puede ser pertinente hacer un test para saber si es portador del virus para poder decidir si ha de vacunarse o no.
A otras especies de compañía también es recomendable vacunarlas:
En el caso de los conejos es importante empezar antes de los 2 meses, sobre todo por el elevado riesgo que supone la enfermedad vírica hemorrágica.  También recomendamos proteger contra la mixomatosis.
Los hurones deben vacunarse contra la CDV, para lo cual se emplean vacunas de moquillo canino, que se administran desde las 6 semanas, con un refuerzo un mes después y posteriormente cada año. También es oportuno vacunar anualmente contra la rabia (especialmente si se viaja fuera de Galicia).
A la mayoría de las nuevas especies de animales de compañía no es habitual vacunarlas.
¿Tienes alguna otra pregunta que hacernos? Contáctanos en: seuvet@veterinariodepoio.com

Ningún comentario:

Publicar un comentario